Tel:+34 93 222 00 12

Noticias

El Templo de la Reina Nefertari en Abu Simbel

El más pequeño de los dos templos de Abu Simbel, dedicado a la diosa Hathor y la reina deificada Nefertari.

Los dos templos de Abu Simbel, el mayor, el Templo de Ramsés II, y este el Templo menor dedicado a Nefertari, su primera esposa  se encuentran situados en el margen izquierdo del Nilo al sur del actual Egipto, muy cerca de la frontera con Sudán.
El Templo de Nefertari es el único templo del antiguo Egipto dedicado a la esposa de un faraón.
Está ubicado al norte del templo principal y está dedicado a la diosa Hathor y Nefertari, quien fue la esposa favorita de Ramsés II y era de origen nubio.
También está tallado en la piedra arenisca. La fachada está decorada con seis estatuas, cuatro de Ramsés II y dos de Nefertari.
Es una verdadera obra de ingeniería muy bien conservada. No solo por la espectacularidad de sus enormes esculturas sino también por la calidad de las inscripciones en su interior y la increíble habilidad que permitía, en aquellos tiempos, controlar la entrada de la luz solar en determinadas fechas para que iluminara determinadas partes, la tríada. en una cámara donde el dios de la oscuridad se quedó en la oscuridad.
Los seis son de igual tamaño con un tamaño de 10 metros dentro de nichos, algo inusual ya que las estatuas que representaban al faraón solían ser más grandes. La entrada conduce a una sala con seis columnas centrales, esculpidas con capiteles decorados con la cabeza de la diosa Hathor.
La Sala Este contiene algunas escenas que muestran a Ramsés y su esposa ofreciendo sacrificios a los dioses. Detrás de esta sala hay otra sala que muestra escenas similares. En la parte trasera del templo está el santuario que contiene una estatua de la diosa Hathor.
Con el paso del tiempo, el templo abandonado comenzó a llenarse de arena. Hacia el siglo VI a.C., la arena cubría las estatuas del templo principal hasta la altura de sus rodillas. Abu Simbel fue olvidado hasta 1813, cuando lo visitó el suizo Johann Ludwig Burckhardt.
Como resultado de la construcción de la presa de Asuán en 1964, cuando el lago Nasser amenazaba con engullir los templos de Abu Simbel, la UNESCO los cortó de la montaña y los trasladó a un acantilado artificial a 210 m de distancia y 65 m  por encima de su posición original.

Compitiendo en belleza y espectacularidad con las pirámides de Giza, los Templos de Abu Simbel son una de las construcciones más espectaculares de Egipto.
Se pueden conocer los Templos de Abu Simbel durante una visita de día y quizá dejarse fascinar por su majestuosidad en un espectáculo de luz y sonido haciendo noche en este mismo lugar.
Una oportunidad para disfrutar el Antiguo Egipto en todo su esplendor.

Egipto. Abu Simbel. Templo Nefertari

Egipto. Abu Simbel. Templo Nefertari