Tel:+34 93 222 00 12

Noticias

Auroras boreales en Islandia

La aurora boreal es el resultado visual de las partículas solares que entran en el campo magnético de la Tierra en la atmósfera alta, y se ionizan.
Su intensidad depende de la actividad solar y de la velocidad de aceleración de estas partículas.
Aparecen en forma de luces que se mueven en lo alto del cielo y varían en diferentes colores.
Generalmente son de color verde, pero a veces también pueden ser de color violeta, rojo, rosa, naranja y azul.
Sus colores dependen de los elementos ionizados.
Debido a la naturaleza del campo magnético de la tierra, las auroras solo aparecen en los polos.
De forma general por encima de la latitud de 60° en el norte y por debajo de la latitud de 60° en el sur (estas «auroras del sur» se denominan «aurora australis»).
Islandia se encuentra en la latitud de aproximadamente 64° al norte y, por lo tanto, está en la ubicación perfecta para poder detectarlas.
En Islandia, como el resto del hemisferio norte la época más propicia para verlas es el otoño y el invierno, de septiembre hasta abril. Las causas son sencillas, simplemente las horas de luz son menores y ello hace que las auroras sean visible más fácilmente y durante más tiempo. Las auroras boreales existen todo el año, pero durante los meses de verano donde casi no existe la noche son casi imposibles de vislumbrar.
Ver la aurora boreal en todo su esplendor en Islandia requiere de paciencia, suerte y que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Debe ser entre los meses de septiembre y abril (aunque se pueden ver ocasionalmente a finales de agosto, el brillo del sol hace que sean muy tenues)
  • La noche debe ser lo más oscura posible (con luna llena las auroras serán más tenues)
  • Debe haber la menor luz artificial posible
  • El cielo debe estar lo más despejado de nubes posible
  • Debe haber suficiente actividad solar