Tel:+34 93 222 00 12

Noticias

Egipto. El Templo de Edfú, en honor al Dios halcón Horus

Junto a los templos de Luxor y Karnak, los más visitados, el Templo de Edfú, es el mejor conservado del país.
Una enorme edificación levantada en honor al Dios halcón Horus, el iniciador de la civilización egipcia y símbolo de la guerra y la caza.
Es el segundo templo más grande de Egipto después de Karnak.
Edfu fue uno de varios Templos construidos durante el periodo helenístico,  incluyendo Dendera, Esna, Kom Ombo y Philae.
Su tamaño refleja la relativa prosperidad del período.
Las inscripciones en sus paredes proporcionan información importante sobre el lenguaje, la mitología y la religión durante el mundo grecorromano en Antiguo Egipto.
El templo actual, que fue empezado el 23 de agosto de 237 a. C., inicialmente fue compuesto de un vestíbulo con pilares, dos vestíbulos transversales y un santuario rodeado por capillas.
La construcción se empezó durante el reinado de Ptolomeo III y se terminó en 57 a. C. durante el reinado de Ptolomeo XII.
Se construyó el templo en el emplazamiento de un templo más antiguo y pequeño, también dedicado a Horus, aunque la estructura previa estaba orientada este-oeste en vez de norte-sur como la actual.
Durante siglos, el templo quedó enterrado hasta una altura de doce metros, bajo la arena del desierto y las capas de lodo depositadas por el río Nilo. Los habitantes del lugar construyeron casas en el terreno del templo. Sólo quedaron visibles en 1798, las partes más altas de los pilonos del templo, cuando fue documentado por una expedición francesa. En 1860, el egiptólogo francés Auguste Mariette, empezó a liberar el templo de Edfu de arena.
Actualmente, Edfu está casi intacto y es el ejemplo mejor conservado de un templo del Antiguo Egipto.
La importancia arqueológica y el grado de conservación del templo lo ha convertido en una atracción turística de Egipto y una parada frecuente para muchos barcos que hacen cruceros por el Nilo

Egipto. Templo Edfú